lunes, 15 de abril de 2013

Ultra monstruos: Crazygon

Crazygon, es un poderoso robot devorador de autos que fue fabricado por los extraterrestres Banda-seijin al llegar a la Tierra, ya que se habían agotado todos los metales en su planeta por eso enviaron a este poderoso robot. Aparece por primera vez en el puerto de Hakone, cuando llego la Fuerza Ultra solo encontró las huellas de grandes orugas dejadas por este gigante mecánico. Posteriormente apare
ció en Tokio, aquí se enfrentó a Ultraseven. Aprovechando un descuido de Ultraseven por proteger a la ciudad, Crazygon escapa y se acopla a la nave Banda. Con el fin de prevenir otro ataque, la Fuerza Ultra crea un falso tráfico de vehículos, los cuales en su interior tenían un poderoso explosivo. En su inicio el plan fue un éxito, ya que Crazygon se devoro todos los autos que encontró y posteriormente se acoplo a la nave Banda, en ese momento se detono la bomba. Crazygon logra escapar y la nave Banda es destruida, ahora sin operadores, Crazygon enloqueció. Crazygon destruyo todo a su paso y ni todo el poder combinado de las armas terrestres le hicieron daño. Ultraseven ataca con todo lo que tiene, posteriormente usando su máximo poder tampoco logra romper su poderosa coraza. Crazygon usando sus garras y su haz de energía más bien debilita a Ultraseven. En una acción desesperada, Ultraseven se vuelve pequeño del tamaño de una bala de una pistola y se mete dentro de la Ultra Bazooka de Furuhashi. Cuando Furuhashi dispara su arma, Ultraseven combina sus poderes con la del arma y solo así logra destruir al poderoso robot. La explosión fue tan fuerte que su cabeza voló por los aires al momento de reventar su cuerpo de este monstruo mecánico. Hay un manga donde Ultraman Mobius se enfrenta a un Black Crazygon (hay muñeco de este), que viene a ser un modelo mejorado del original. Se espera la aparición de esta sorprendente maquina devoradora de autos en alguna de las próximas películas y/o series Ultra, ya que es considerado como uno de los mejores enemigos de los Ultra.

No hay comentarios: